LOS EMPRENDIMIENTOS MAS INSÓLITOS DEL MUNDO


Muchas empresas nacieron con una idea compleja, pero otras lo hicieron gracias a proyectos inéditos que finalmente terminaron por consolidarse y ser rentables en el tiempo.

por Ignacio Morgan Mancilla – 24/05/2011 – 08:16

¿Alguna vez ha imaginado que haría cuando llegue el fin del mundo?, ¿cómo enfrentaría el juicio final? Bueno, un grupo de emprendedores en Estados Unidos ya lo tiene todo planificado.

Considerando que algunas profecías hablaban que el Apocalipsis en nuestro mundo ocurriría el pasado 21 de mayo o a más tardar en 2012 según el calendario Maya, Bart Centre y un grupo de ateos fundaron Eternal Earthbound Pets, una empresa cuyo rubro se orienta al rescate y cuidado de las mascotas de todo el mundo después del día del juicio final. Previo pago de 135 dólares (aproximadamente $64 mil), la empresa se compromete a acoger en un albergue a todos los animales cuyos dueños hayan fallecido y cuidarlos hasta el final de sus días. ¿Y cómo lo harán? Simple, como estos emprendedores no creen en Dios, sobrevivirán para hacerse cargo del negocio al finalizar la vida.

Aunque parezca increíble, este negocio es real. Y según aseguran sus dueños, “es una empresa muy seria”. Comenzaron en el Estado de Nueva Inglaterra y ahora prestan sus servicios es 26 estados del norte de Estados Unidos, donde acumulan miles de clientes. Aunque también reconocen que la mayoría de las personas que los contactan es para burlarse y amenazarlos de muerte por el pánico que están creando.

Casos como el de Eternal Earthbound Pets se repiten por varios países del mundo, no a niveles tan elaborados como una empresa que trabaje después del Apocalipsis, sino que como emprendimientos insólitos que con el tiempo se convierten en grandes negocios.

¿Se imagina que un simple sitio web repleto de links y que no presta ningún servicio pueda generar ingresos de un millón de dólares al año? En 2005 Alex Tew, un estudiante de 21 años de Wiltshire, Inglaterra, que no tenía dinero para financiar su carrera de gestión de empresas en la Universidad de Nottingham, se decidió a buscar los fondos para concretar sus estudios. Así nació el sitio www.MillionDollarHomepage.com (La página de inicio del millón de dólares), un portal que básicamente vendía los pixeles de la página, donde las empresas podían poner su logo para hacer publicidad (el aviso iba linkeado). Para aparecer en el sitio, las empreas interesadas sólo debían cancelar un dólar al año.

El sitio se vendió rápidamente y Tew recibió un millón de dólares brutos, después de haber invertido un poco más de 50 dólares para pagar el dominio del sitio. Million Dollar Homepagealcanzó tanta popularidad que el último pixel del sitio tuvo que ser rematado en eBay por unos 38.100 dólares.

Una antigua tradición de Estados Unidos es la de quebrar un hueso de la buena suerte. Pieza ósea en forma de “Y” (pero más redonda) que tienen los pavos y que para celebraciones como Navidad o Día de Acción de Gracias -donde esta ave es el plato principal-, se tira entre dos personas y quien se queda con la parte más grande puede pedir un deseo.

Consciente de la popularidad de este ritual, Ken Aarón invirtió su capital en la compra de miles de pavos (su producción diaria es cercana a los 30 mil) con el único propósito de extraer el hueso de la suerte y comercializarlo.

Aunque el negocio incluía la venta de la carne del pavo, la mayoría de la gente sólo compraba el hueso de la suerte, y precisamente el gran éxito de su iniciativa le ha permitido tener ingresos superiores al millón de dólares al año. Y por estos días cuenta con un servicio completo gracias a su sitio web, donde se pueden hacer reservas y comprar con anticipación.

La era digital ha obligado a que todas las organizaciones deban tener presencia en la web. Las empresas pueden entregar sus servicios, publicitar sus diferentes marcas e incluso comunicarse con los clientes directamente por la web. Pero antes de diseñar y generar el sitio hay un problema que pocos toman en cuenta, pero resulta trascendental: el dominio. Es muy probable que dos o más compañías en el mundo tengan el mismo nombre, o aún peor, usuarios particulares de la web que registran dominios con el nombre de grandes compañías y luego cobran para venderlos.

Para esto, en 2007 se creó el sitio PickyDomains.com, que básicamente busca los mejores nombres para las organizaciones cuyos dominios están tomados. Esta página trabaja directamente desde la web y además de ofrecer nombres para los dominios, diseña el slogan y posiciona el sitio en los diferentes motores de búsqueda, convirtiéndose en una especie de agencia de marketing virtual. Además, ofrece precios muy accesibles (50 dólares por nombre y 75 por slogan) lo que les ha permitido convertirse en líderes del rubro.

Tomado del diario la Tercera.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: